Nadha es en sáncrito "Sonido que sale de lo más profundo del ser". En otras palabras, expresión del alma. Este blog y el arte en cualquiera de sus formas para mí son eso, mi nadha personal.







martes, 19 de agosto de 2014

Contra la neurosis

A veces, la verdad, no sé por qué vuelvo a mis muertos. Tengo la manía de mirar para atrás todo el tiempo y remover asuntos pasados. Tal vez con afán de lograr lo único que espero de mi vida: encontrarle una razón al dolor. El problema es que la mayoría de las veces no logro ese noble objetivo y lo unico que hago es andar lloriqueando de nuevo por cosas que no puedo resolver y a la vez no puedo encontrarle la vuelta.
De todas formas me parece tan humano recordar lo pasado, recordarlo mal, quiero decir: acordarte de lo que te dolió en lugar de las conclusiones que uno trató de sacar. ¿Por que esa tendencia masoquista? ¿Por qué repasamos cosas escudándonos en que tenemos que cerrar un asunto cuando lo único que hacemos es volver a vivir lo doloroso como si no hubieramos ya sacado conclusiones pasando por todo un proceso de aprendizaje?
A veces no puedo evitar la tentación de sentir lástima por mí misma. No puedo no repasar mis errores y mis traumas y odiarme al mismo tiempo que me autocompadezco. Y está mal. Está mal poner esas canciones y llorar. Yo sé que abrir mi Tumblr y leer frases significa que den las 3 am y yo siga frente a la computadora deprimidísima.

Sin embargo es tan tentador, no hacerse mal es tan difícil. Tal vez porque algunas noches reclamo mi derecho a estar mal. A veces no quiero entender nada, no quiero tener un espíritu fuerte y evolucionado, quiero tirarme en el piso y patalear por mi vida de mierda. No quiero entender, no quiero aceptar, no quiero saber nada de procesos de aprendizaje ni antidepresivos ni si mi enfermedad psicológica es común. No quiero comprender pasivamente. Quiero tirarme al piso y patalear porque por más que desde chiquita tengo alma de adulta, a veces la única forma de mantenerme sana en esta lucha contra mí misma es recordarme que sí, que tengo razón en querer renunciar a mi vida, porque en este mundo hay cosas hermosas y hay que enfocarse en ellas, pero está doliendo, está doliendo y reclamo mi derecho a gritar que me está doliendo. Ser positiva es saber que voy a llegar, pero sería alimentar mi neurosis hacerme creer que no duele. Algunos días son una mierda, una mierda completa. Y es sano darse cuenta y gritarlo. Mirá si de tanto mentirme después no reconozco lo que es bueno de verdad y lo que es enfermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

cupcakes: primer intento ever

cupcakes: primer intento ever